La importancia de Dar – Es una Cuestión de Fe

¿Por que ofrendamos?

Dios prometió en Su Palabra si nosotros damos a la obra de Dios Él nos va a bendecir hasta sobreabundar. La pregunta que debemos hacer es si realmente creemos lo que la Palabra de Dios nos dice. En Malaquías 3:10 Dios nos dice “probadme en esto”.  Dios no da un desafío para probar si es cierto lo que Él promete. Si Dios nos dijo en Su Palabra entonces Él lo va a cumplir y va a derramar Su bendición sobre nuestras vidas.

La clave para recibir la bendición de Dios abrir nuestro mano dar. Jesucristo dijo: “Dad,  y se os dará;  medida buena,  apretada,  remecida y rebosando darán en vuestro regazo;  porque con la misma medida con que medís,  os volverán a medir”  (Lucas 6:38). Si nosotros somos tacaños con la obra de Dios y cerramos nuestra mano estamos cortando la bendición de Dios en nuestras vidas. Si nosotros abrimos nuestra mano para dar, con la misma medida que nosotros damos, Dios va a devolver en nuestra mano para invertir en la obra de Dios.

¿Por que Diezmamos?

En la Palabra de Dios en vemos la importancia de dar el diezmo y las ofrendas. El diezmo es el diez por ciento de nuestros ingresos que la Biblia nos enseña que debemos dar fielmente para la obra de Dios. El diezmo no debe ser menos que el diez por ciento. Si uno desea dar de corazón más que diez por ciento Dios le va bendecir en gran manera. Si uno no quiere dar su diezmo es porque no está dejando que Dios sea el dueño de su vida en el área de las finanzas. Si Dios es el dueño de nuestro dinero no podemos decidir que no vamos a dar el diezmo porque el dinero no es nuestro. Y como el dinero no es nuestro cuando elegimos no diezmar estamos robando lo que es de Dios. Dios pregunta en Su Palabra: “¿Robará el hombre a Dios?  Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas” (Malaquías 3:8).

El diezmo realmente es una prueba de soberanía de Dios en nuestras vidas. Si no estamos dispuestos a dar fielmente nuestro diezmo, estamos rechazando a Él como nuestro amo y estamos tomando lo que es de Él. Si deseamos ser buenos mayordomos de los bienes que Dios nos ha dado, es un requisito dar el diezmo. Si un hijo de Dios desea Su bendición sobre sus finanzas lo primero que debe hacer es comenzar a entregar el diez por ciento a Dios.

Demos saber que el diezmo no podemos dar a cualquier persona, sino que debe ser traído al alfolí, que es la tesorería de la Iglesia. No debemos repartir el diezmo como a nosotros nos parece. Tenemos que entregar a la casa de Dios como Él nos dice en Su Palabra.

La Biblia dice: “Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa;  y probadme ahora en esto,  dice Jehová de los ejércitos,  si no os abriré las ventanas de los cielos,  y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde” (Malaquías 3:10).

Proximos Mensajes/Eventos

    Testimonios

    Testimonios

    Dos dias antes de Yom Kippur yo estaba muy enferma de una infeccion horrible en la garganta hasta el punto que el dia antes del dia del perdon fui al doctor porque me sentia muy mal. El doctor me receto antibióticos, albuterol y otras mas.  La mañana del perdon casi no podia con mi vida y no me queria ni levantar.  Hice un esfuerzo me incorporé con mucho trabajo y a las 6 am estaba en la Iglesia antes de comenzar todo. Le doy gracias a Dios porque el es maravilloso y al terminar el dia estaba completamente sana. No mas fiebre, dolor de garganta ni mas ronquera. Me quede en la mano con una bolsa llena de medicamentos que ni siquiera comencé a usarlos para nada. Le doy gracias a nuestro Dios y salvador Jesucristo por mi sanidad, liberacion, perdon, etc, etc, que hizo a mi favor y a mi descendencia. Amen!

    Migdalia BordonadaMiembro de Oasis
    Testimonios

    Hace 4 años atrás acepte al Señor Jesús Como mi Señor y salvador. El Señor me a levantado y me a llevado de su mano en cada etapa de mi vida. Terminando High school un dia me desperte inquieta no sabia que iba hacer con mi vida. ¿Dónde empezar? ¿Dónde comenzar? Siempre queria trabajar con los animales pero la unica escuela para estudiar animales estaba muy al norte.  Despues de haber visitado una universidad conocida decidi irme a comer un helado con mi hermana. Senti la sonrisa de cariño que El Señor tenia en ese momento. En el camino pase por una clinica de veterinaria para preguntar si tenian o conocian algunas becas para estudiantes. La señorita me dijo que no pero sabia de una escuela en la misma calle  que acababan de abrir un programa para Veterinario Tecnico. Sin pensarlo mucho, decidi pasar para preguntar. Una de mis inquietudes era el dinero. Acabada de salir del High school y un part time job no sabia como seria. Para la Gloria de Dios, El Senor proveyó para que en esa semana todos los papeles de inscripción se completaran. Hoy me acabo de graduar de los estudios y no lo hubiera hecho sin Él.  El Señor proveyó el lugar, las financias, todo y continua proveyendo cada día.

    Lucia Carolina QuitianMinisterio de Intercesión
    Testimonios

    Unos años atrás mi esposo había perdido su trabajo. Me preocupé y pensé con una familia de siete personas en ese momento ¿cómo vamos a pagar nuestras cuentas y comer ya que yo era la única que estaba trabajando? En esos momentos el Señor nunca fallo y las facturas se pagaron a tiempo y nunca fuimos a la cama con hambre. El Señor proveyó todas nuestras necesidades.  Estoy tan agradecida por la forma en que el Señor me bendijo y mi familia. Por supuesto, mi esposo consiguió un nuevo trabajo, pero en medio de nuestra prueba el Señor nunca nos fallo y ha sido muy bueno.  Dios es bueno todo el tiempo.

    Arelis GarciaIntegrante del grupo de Alabanza y Adoracion